golden visa españa La quimera del oro

Fuente.: El Idealista
La quimera del oro: la «Golden Visa» no consigue que los extranjeros invertan más en vivienda en España

El año pasado el 5,20% de las compraventas de activos inmobiliarios por importe de más de 500.000 euros las realizaron inversores extranjeros, de los que menos de la mitad eran residentes de fuera de la Unión Europea, según los datos de los registradores. El dato es similar al de 2012, lo que pone de manifiesto que el primer año de pleno funcionamiento de la llamada ‘Golden Visa’ no ha conseguido generar un efecto llamada entre los inversores extracomunitarios.

En verano de 2013 el Gobierno aprobase la Ley de Emprendedores, a través de la que se concedían permisos de residencia a extranjeros que comprase activos inmobiliarios por valor de al menos 500.000 euros.

Sin embargo, su efecto apenas se ha notado: aquel año se cerró con un 4,72% de las compraventas por importes iguales o superiores a esa cantidad en manos de extranjeros y, aunque en 2014 se incrementó hasta el 5,21%, esa cifra es similar a la del año 2012, antes de la entrada en vigor de la ‘Golden Visa’.

De hecho, el Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria apunta que “el crecimiento puede deberse a un comportamiento normal de la demanda de vivienda por extranjeros más que al interés por acogerse a la medida”. De hecho, sólo un 44,89% de las viviendas compradas por extranjeros acabó en manos de ciudadanos de fuera de la Unión Europea.

Aunque –según los datos que manejan los registradores– el porcentaje de nacionalidades extranjeras no comunitarias se ha incrementado con respecto al año 2013, el impacto real de la ‘Golden Visa’ ha pasado casi desapercibido: “el efecto dinamizador sobre el mercado inmobiliario español a través de esta medida legislativa está siendo escasamente significativo”.

En cuanto a las Comunidades Autónomas más atractivas para los foráneos que invierten en inmuebles de lujo, los registradores aseguran que, “de manera lógica”, los inversores internacionales han apostado por aquellas en las que el precio de la vivienda es mayor, con Baleares a la cabeza, donde el 16,31% de las operaciones de 2014 las realizaron compradores extranjeros.